LOS MUROS MENTALES DEL ALMA
68493_518376614848937_533980885_n-5e446

LOS MUROS MENTALES DEL ALMA

No existen límites ni impedimento que frene a quien se deja el alma en cada intento, ni fuerza capaz de aplastar un corazón dispuesto a todo por conseguir lo que desea. Los muros suelen ser más mentales que físicos, y sólo impiden que puedas ver el camino claramente. Nada es perfecto, nada es eterno, nada es insalvable, así que escucha a tu corazón, porque la mayoría de las veces él tiene la respuesta.

info@carloshermidapsicologia.com / 690 663 762 – 915 597 865

12439050_442935709249105_4648231743102293607_n

AQUI Y AHORA

TU OPORTUNIDAD ES AHORA, TU TIEMPO ES HOY.

Dejar de pensar en el pasado y en el futuro es un paso importante para impedir que los pensamientos negativos gobiernen nuestra vida. Tenemos que empezar a centrarnos más en el presente y un poco menos en el futuro, porque ni siquiera sabemos lo que va a suceder mañana. Tampoco hay que darle vueltas al pasado, algo todavía más inútil porque lo que sucedió, no hay nada que puedas hacer para cambiarlo. Si crees que hoy es tan solo un día más, te equivocas. Este momento es el único que tienes asegurado. Abre los ojos al aquí y ahora… y VIVE.

sentada

LA TRISTEZA DE UNA MUJER.

“Decía mi abuela que cuando una mujer se sintiera triste lo mejor que podía hacer era trenzarse el cabello, de esta manera el dolor quedaría atrapado entre los cabellos y no podría llegar hasta el resto del cuerpo; había que tener cuidado de que la tristeza no se metiera en los ojos pues los haría llover, tampoco era bueno dejarla entrar en nuestros labios pues los obligaría a decir cosas que no eran ciertas.
Que no se meta entre tus manos -me decía- porque puedes tostar de más el café o dejar cruda la masa. Y es que a la tristeza le gusta el sabor amargo. Cuando te sientas triste niña, trénzate el cabello; atrapa el dolor en la madeja y déjalo escapar cuando el viento del norte pegue con fuerza.
Nuestro cabello es una red capaz de atraparlo todo, es fuerte como las raíces del ahuehuete y suave como la espuma del atole.
Que no te agarre desprevenida la melancolía mi niña, aun si tienes el corazón roto o los huesos fríos por alguna ausencia.
No la dejes meterse en ti con tu cabello suelto, porque fluirá en cascada por los canales que la luna ha trazado entre tu cuerpo. Trenza tu tristeza, decía, siempre trenza tu tristeza…
Y mañana que despiertes con el canto del gorrión la encontrarás pálida y desvanecida entre el telar de tu cabello.” (Paola Klug)

trenza

cms-image-000016939_max_460x365

VIVIR EN PAREJA NO ES NADA FÁCIL.

Vivir en pareja puede ser muy agradable, excitante y maravilloso, pero no es nada fácil.

Las equivocaciones más comunes que cometemos al principio de una relación son:
1. Utilizar la relación para olvidar una anterior o para no sentirse solo.
2. Esperar que sea una relación perfecta o de película.
3. Ocultar nuestros defectos o aparentar ser diferentes a lo que realmente somos para que nos quiera.
4. Minimizar o ignorar sus defectos creyendo que los podremos cambiar.
5. Si le está siendo infiel a su actual pareja, creer que no lo será contigo.
6. Abandonar tus proyectos o tus principios para complacerle.
7. Permitir que te falte al respeto, te ignore o intente controlarte, ya sea en público o en privado.
8. Aceptar condiciones que no te gustan por miedo a que te deje.
9. Confundir orgullo y soberbia con dignidad, y tolerar con aguantar.
10. Esperar que el amor pueda con todo y que sobreviva a pesar de todo.

En las relaciones de pareja no todo vale, así que si no te sientes a gusto, si no te trata como te mereces o no te da el afecto que necesitas… déjalo correr.

12109022_909796942429747_6718862615915855814_n

apuesta-por-ti

¿Cómo alimentar la confianza en uno mismo?

Existen cinco aspectos fundamentales para fortalecernos emocionalmente y superar el bloqueo de la felicidad:
1. Mantener una actitud de observador sobre nosotros mismos, sobre el sentido de lo que estamos haciendo y reflexionar para no repetir eso que nos ha ‘complicado el día’ más de la cuenta.
2. Descargarnos del pasado, de todo aquello que supone un ancla y no nos deja situarnos en el presente para avanzar. Aquí se incluye dejar a un lado el ‘victimismo’.
3. Rodearse de personas que nos motiven y den sentido al día a día.
4. Fijarse objetivos que sean alcanzables.
5. Desarrollar la confianza en nosotros mismos para vencer el miedo.
Recuerda que “no sirven de nada los deseos de cambio si no pasamos a la acción”.

580335_551421674901471_1563856687_n

tumblr_lbzf52aqNo1qedj8ko1_500_large

¿Cómo se construye la ilusión?

¿Cómo se construye la ilusión?:
1- Escribe en una hoja qué quieres conseguir en tu vida o define cómo te gustaría que te recordaran.
2- Selecciona las personas que quieres que te acompañen en el camino, aquellas que te trasmitan buena energía.
3- Utiliza un lenguaje positivo para ejercitar el músculo de la ilusión. Es gimnasia emocional.
4- Focalizate todos los días durante un momento en tu ilusión.
5- Valora las pequeñas victorias que vayas consiguiendo con la misma intensidad que lo haces con los fracasos.
6- Haz balance al final del día. Analiza lo que has conseguido, y si tienes que cambiar algo, hazlo.
7- Date permiso para soñar. Tu sueño te marcará el camino.

En la vida “ganas o aprendes”. El fracaso solo existe para el que no lo intenta o se da por vencido.

tumblr_mg608d5WrV1qjc97eo1_1280

10672181_10206266423800749_3129699514518367107_n

El camino de tus sueños.

Puedes retroceder en cualquier momento, puedes detenerte y encontrar lo que te inspira. Tienes derecho a tomarte un tiempo y a rectificar tu camino, aunque por alguna razón inexplicable, muchos lo olvidan. Cuando nos conformamos con menos de lo que deseábamos inicialmente; destruimos las posibilidades que viven en nuestro interior y nos traicionarnos a nosotros mismos. Conformarse con lo que nos viene dado sin quererlo, es el camino más directo hacia la infelicidad.

De hombres es equivocarse, de locos persistir en el error. Aprende de tus errores para poder disfrutar al máximo de tus triunfos. Recuerda que equivocarse es una de las acciones fundamentales en la vida para crecer. El mayor error que una persona puede cometer es tener miedo de cometer un error.

Así como la vida te dio la posibilidad de soñar, también te dio la posibilidad de convertir tus sueños en realidad. En esta vida, hay muchos de nosotros que no estamos viviendo nuestros sueños porque estamos viviendo nuestros miedos. Un pájaro posado en un árbol nunca tiene miedo de que la rama se rompa, porque su confianza no está en la rama sino en sus propias alas. Como decía Will Smith en la película En busca de la felicidad: “No permitas que nadie diga que eres incapaz de hacer algo. ¿Sabes?, la gente que no logra conseguir sus sueños suele decirles a los demás que tampoco cumplirán los suyos.”

Crea tu propio camino sin mirar atrás. ¡Recuerda!, el pasado nos enseñó a vivir el presente y a luchar por un futuro.

un_deseo_un_camino

images-5

Para los días malos: PACIENCIA.

El problema es que corrí en vez de caminar

Cuando pones un dedo tapando totalmente la salida de agua de un grifo, el agua se dispara descontrolada en todas las direcciones. Pues lo mismo ocurre cuando intentas reprimir la rabia, que llega un punto en el que no se pueden controlar sus consecuencias. La solución está en quitar el dedo del grifo, dejar que la ira fluya (sin causar daño a nadie) y observarla como si fueras un espectador. Adoptar otra perspectiva también es necesario, porque la ira tiene el poder de alterar la importancia que le damos a las cosas, haciendo que magnifiquemos de tal manera algunos hechos, que nos enfadamos mucho más de lo que sería de esperar. Por eso, en momentos de irritación, lo mejor que podemos hacer es preguntarnos si lo que nos está molestando tanto ahora, también será importante dentro de unos años. De esta forma nos damos la posibilidad de reencuadrar la situación y ajustar su importancia de una forma más racional y objetiva.

La paciencia infinita produce resultados inmediatos.

b4c8b5d656e4c52cbd39532b692da905

no

¿NO, sin sentirte culpable?

Saber decir no, significa asumir nuestra responsabilidad de elegir lo que nos hace bien, lo que queremos y hacia donde deseamos ir, decir no de manera incorrecta o evitarlo por temor, puede conducirnos a vivir situaciones que difícilmente nos puedan traer bienestar.

Decir no es un derecho y a su vez, una gran responsabilidad que tiene una doble función, nos permite evitar ciertos inconvenientes y también nos hace personas libres, al saber cómo elegir lo que verdaderamente queremos conseguir.

NO es NO

Y hay una sola manera de decirlo: NO.

Sin admiración, ni interrogantes, ni puntos suspensivos.
NO se dice de una sola manera.
Es corto, rápido, monocorde, sobrio y escueto: NO
Se dice de una sola vez.

Un NO que necesita de una larga caminata o una reflexión en el jardín, no es NO.
Un NO que necesita explicaciones y justificativos, no es NO.
NO, tiene la brevedad de un segundo.
Es un NO para el otro, porque ya lo fue para uno mismo.
NO es NO, aquí y muy lejos de aquí.

NO, no deja puertas abiertas, ni entrampa con esperanzas, ni puede dejar de ser.
NO, aunque el otro y el mundo se pongan patas arriba.
NO, no se dice por carta, ni se dice con silencios, ni en voz baja, ni gritando, ni con la cabeza gacha, ni mirando hacia otro lado, ni con pena y menos aún con satisfacción.

NO es NO, porque NO.
Cuando el NO es NO, se mirará a los ojos y el NO se descolgará naturalmente de los labios; la voz no será vacilante, ni agresiva, pero tampoco dejará duda alguna.
Ese NO, no es una negación del pasado.
Es una corrección del futuro.
y sólo quien sabe decir NO, puede decir SÍ.

images-4

10 consejos positivos ante las adversidades.

Se dice que la felicidad son momentos, que no es posible estar feliz todo el tiempo, y que hay que saber disfrutar de esos instantes en los que la vida parece casi perfecta. ¿Pero y la tristeza? A veces olvidamos que los momentos tristes o complicados, son eso, también momentos, y que no van a durar para siempre. Y es que, pese a que no podemos cambiar nuestras circunstancias, lo que sí podemos es afrontarlas desde diferentes perspectivas. Ya se sabe, siempre es cuestión de si vemos el vaso medio lleno, o medio vacío.

De hecho, a veces pasa, que en un mismo grupo, tienes a ese típico amigo que todo lo ve negro, que de cualquier cosa hace un mundo, y que ya se habría ahogado en lágrimas si no fuera por ese otro amigo, que parece no verse afectado por nada, y que afronta cualquier situación haciendo del drama una comedia.

Por si acaso no tienes la suerte de contar con ese amigo “siempre positivo, nunca negativo”, preguntamos a los expertos cómo dar una vuelta de rosca a esas situaciones complejas pero comunes, sobre las que alguna vez hemos pedido consejo a nuestros amigos, para afrontarlas de la mejor forma posible. El primer consejo va de regalo, recordar siempre que “tras la tormenta, siempre llega la calma”.

1) Romper con tu pareja: Uno de los grandes dramas y una de las experiencias para las que más pedimos auxilio a los demás es cuando nos han dejado. Por eso, el primer consejo que da la conocida psicóloga Patricia Ramírez es “no convertir la ruptura en tu monotema”, y en vez de eso “empezar a aceptarlo, hay que dejar de buscar y perseguir a quien no desea estar contigo, ¡así que prohibido mandarle mensajes!”. Otra de las ideas a tener en cuenta, como recuerda también el psicólogo Carlos Hermida, desde la perspectiva masculina, es que “el tiempo es el mejor desinfectante para curar las heridas del alma, así que no tengas prisa ni te agarres a lo primero que pilles para olvidar, porque te estarás humillando”. Ánimo y adelante.

2) Tener un conflicto con un amigo: En este caso no se trata de olvidar, ni de pasar página (o sí, dependiendo de si se trata de una relación tóxica, que en las amistades haberlas haylas), sino de buscar apaciguar las cosas. “Olvida el orgullo, solo te separa más”, prescribe Patricia Ramírez, que en lugar de despotricar en grupitos y por detrás, y dejar que el rencor al final nos afecta a nosotros mismos, recomienda “buscar un lugar tranquilo para hablar de lo que te ha molestado sin hacer juicios de valor sobre su persona. Explica también cómo te has sentido y cómo te gustaría resolverlo, controlando tu mirada, tu sonrisa y tu volumen de voz, para que no resulten agresivos. Y permite que tu amigo también se exprese”, seguro que así el conflicto se convierte sólo en un bache en el camino y no en un adiós definitivo. Carlos Hermida, por su parte, recuerda aquello de que “las relaciones de amistad son como una semilla, si no la cuidas lo suficiente termina muriendo, todo es distinto cuando la riegas a diario, sufrirá los cambios de estación, pero jamás parará de crecer”, y es que a veces es más fácil quejarse que hacer algo por cambiar las cosas.

3) Afrontar el cambio a otra ciudad: Nada nos da más miedo que los cambios, pero siempre olvidamos que los cambios pueden traer muchas cosas buenas. “Nuevos amigos, nuevas actividades, lugares que visitar, cultura, gastronomía. Cambiar también es empezar, y la idea de empezar de nuevo puede ser muy atractiva”, apunta la psicóloga. Su homólogo masculino insiste en esta idea, “también hay seguridad en la aventura y en lo excitante de la vida. En el movimiento hay vida y en el cambio reside tu poder”.

4) Perder tu trabajo: Algo que por desgracia se ha hecho demasiado común en estos tiempos es enfrentarse a la pérdida del empleo, pero ya se sabe, en los finales lo que hay que ver siempre son nuevas oportunidades. “Los problemas son grandes maestros que debes saber aprovechar, toma esta etapa en tu vida como aprendizaje, desarrollo y avance”, reflexiona Carlos Hermida. A esto, la psicóloga añade que lo mejor es aprovechar el momento para formarse, y por qué no “para realizar esas actividades para las que nunca tienes tiempo. Pon en orden tu casa, coge rutinas y nuevos hábitos de vida saludable. Y en cuanto hayas tomado un tiempo de relax y reflexión, vuelve a la carga de la búsqueda activa de empleo”, algo acabará por surgir.

5) No disponer de tiempo ante una reciente paternidad: Si hay momentos en los que tenemos más tiempo libre del que quisiéramos, a veces el problema es precisamente la falta de tiempo para nosotros mismos, o para compartirlo con quien queremos, como por ejemplo, cuando acabamos de ser padres. La idea que deja en el tintero Hermida es que “no por mucho tiempo que inviertas en un hijo, la atención es mejor”, frase que aclara Ramírez, “el tiempo no se mide por la cantidad, sino por la calidad. Puede ser que atravieses una punta de trabajo que te impida disfrutar de tu pequeño todo lo que te gustaría, pero sí puedes sacarle el jugo al poco tiempo que pases con él”.

6) La muerte de una mascota: Quién no ha tenido mascota, no lo entiende, y por eso, no todos tus amigos comprenderán por qué estás tan afectado, y es que como recuerda la psicóloga “la pérdida de una mascota puede ser tan dolorosa como la pérdida de una persona querida, llora y acepta el dolor que sientes”. Después de eso, su consejo es sencillo, “no debes comprarte otra por sustituirla, solo si te apetece volver a cuidar y tener un animal de compañía”. Y es que si las personas no son sustituibles, los animales, en ocasiones, tampoco, pero eso no quiere decir que el dolor no se vaya apaciguando.

7) Una enfermedad o lesión que ha provocado cambios en tu ritmo de vida: “Hazte consciente de tus virtudes y limitaciones, saber que tener una enfermedad no es el final, sino el principio. Aprende que lamentarte es perder el tiempo, y por lo tanto, no disfrutarás de aquellas cosas tan bonitas que nos tiene preparada la vida”, es el consejo que Carlos Hermida apunta en una situación como esta. Quizás las cosas hayan cambiado, y en este momento tengamos que hacer algunas renuncias, pero seguro que hay otros aspectos de nuestra vida a los que podemos empezar a sacarles más partido.

8) No te llevas bien con la familia de tu pareja: No es que sea una situación triste, pero desde luego, sí que es complicada, y es que ya se sabe, el amor no es todo, y nuestros entornos influyen más de lo que quisiéramos en las relaciones de pareja. Por eso, saber afrontar de la mejor manera este contratiempo, puede resultar más decisivo de lo que parece. “No hagas reproches sobre su familia, no los comprenderá y te distanciarás de tu pareja”, deja claro Patricia Ramírez, que continúa explicando que lo mejor es comentar que “tenéis valores diferentes o pocos temas en común y que te gustaría compartir menos tiempo con ellos”, aunque tampoco está de más, que busques algún tema en común que sea menos conflictivo, porque está claro que parte de tu vida van a formar.

9) No poder independizarse o tener que regresar a casa de tus padres: “La vida son épocas y ahora toca vivir acompañado, hay tiempo para todo”, y es que a veces en opinión de Carlos Hermida, resignarse y buscar las cosas buenas a la situación es el mejor consejo. Cosas buenas, como por ejemplo, aprovechar para ahorrar, y es que como sugiere Patricia Ramírez es un buen momento para “cultivar la paciencia y empezar un plan de ahorro”.

10) Un enfrentamiento con tu familia: Cosas que ocurren, precisamente, si volvéis a vivir todos juntos, ya sois adultos, y os cuesta respetar vuestras opiniones y espacios. Quizás esa sea la clave “buscar un lugar neutral para hablar, fuera de casa”, opina la psicóloga. Por último, Hermida recuerda por su parte que un conflicto con un familiar, no debe ser lo mismo que uno con un compañero de trabajo, porque la familia es algo mucho más importante, y no debemos centrarnos sólo en lo malo, sino en todo lo bueno que nos aporta.

 

mantenerse-firme

 

Pages:1234»