La mirada fija y sostenida es una forma de amenaza para muchos animales, así como para el hombre. En un estudio cuando el investigador se aproximaba a un mono mirando hacia abajo y en actitud tímida , la reacción era mínima. Cuando lo hacía de manera más agresiva, el animal a menudo comenzaba a mostrar los dientes y balancear la cabeza amenazando, pero no respondía como si se sintiera amenazado cuando el investigador con la misma expresión fija, mantenía los ojos cerrados.

Cuando los ojos se encuentran, se nota una clase especial de entendimiento de ser humano a ser humano.

El comportamiento ocular es tal vez la forma más sutil del lenguaje corporal, los movimientos de los ojos determinan qué es lo que ve una persona a la vez que regulan la conversación.

Las señales visuales cambian de significado de acuerdo con el contexto.

Los movimientos oculares de cada individuo están influídos por su personalidad , por la situación en la que se encuentra, pos sus actitudes hacia las personas que lo acompañan. Uno de los descubrimientos más llamativos, es que el mirar está directamente relacionado con el agrado, es decir, cuando a una persona le agrada otra, es probable que le mire más frecuentemente de lo habitual y que sus miradas sean más prolongadas. La otra persona interpretará esto como signo cortés de que su amigo no está simplemente absorto en el tema de la conversación, sino que también se interesa por ella como persona.

Otra influencia importante sobre el comportamiento ocular es el sexo. Parece ser que las mujeres miran más que los hombres y una vez que han establecido contacto visual lo mantienen por más tiempo.

Tanto los hombres como las mujeres miran cuando alguien les resulta agradable, pero los hombres intensifican el tiempo de la mirada mientras que las mujeres lo hacen cuando son ellas las que hablan. Una explicación es que las mujeres se sienten menos inhibidas a la hora de expresar lo que sienten y son más receptivas a las emociones de otros, en cambio entre los hombres, la manera de mirar depende del status

La gente parece responder también a un nivel subliminal a los cambios que se producen dentro del ojo , a valoraciones del tamaño de la pupila. Hess ha encontrado una extensa gama de respuestas pupilar , desde la dilatación externa o placentera, hasta la contracción extrema ante otra que resulta desagradable .

Las pupilas grandes pueden ser atractivas para los hombres a un nivel subliminal porque es la respuesta de una mujer cuando está muy interesada en el hombre que está con ella. Las mujeres prefieren las fotos de los hombres con las pupilas agrandadas y las de mujeres que las tengan contraidas

ojos bonitos