CARTA DE AGRADECIMIENTO, ACEPTACIÓN Y SUPERACIÓN DE UN PSICÓLOGO CON DISCAPACIDAD.
paris 2

CARTA DE AGRADECIMIENTO, ACEPTACIÓN Y SUPERACIÓN DE UN PSICÓLOGO CON DISCAPACIDAD.

– Introducción y agradecimiento

Buenas tardes a todos/as,

lo primero y más importante, me gustaría dar las GRACIAS, gracias por invertir vuestro tiempo en escucharme. También, me gustaría pedir un pequeño favor, cuando hayas terminado de escucharme, ya que me has regalado unos minutos a mí, quiero que te regales otros tantos a ti. Intenta imaginar con que fin he querido que me escuchases y si alguna vez has pensado que no había nada peor que lo que te estaba sucediendo, sólo espero que después de esto hayas entendido que por muy difícil que parezca, nosotros mismos somos los únicos dueños de nuestra vida.

¿Sabéis…? Me llamaréis loco, pero siempre me ha gustado la complejidad. Te lo explico…, lo que hoy se entiende como PROBLEMA, para mí es una hipótesis que se le plantea al ser humano. A diferencia de la medicina, que cuando surgen enfermedades se apoyan en un tratamiento farmacológico para matar virus y bacterias, LA VIDA es menos científica, tenemos que agarrarnos a todas esas ESTRATEGIAS DE AFRONTAMIENTO Y/O CAPACIDADES DE ADAPTACIÓN que tenemos incorporadas de manera innata y saber utilizarlas.

En el mundo, no existe la perfección, de ahí que surjan enfermedades, injusticias y muchas más cosas que a veces no podemos explicar por qué suceden. Lo que si os puedo explicar hoy, es que una persona puede agradecer padecer una enfermedad rara.

¿No entiendes por qué verdad?

Mi enfermedad se llama aniridia, no os explicaré aquí lo que significa, pero…si me gustaría que todos los que me estéis escuchando hoy, os informéis un poco más sobre ella. Lo único que diré es; que esta discapacidad sensorial en la visión no me ha impedido conseguir todo lo que me he propuesto en la vida y espero seguir haciéndolo. Por este motivo os propongo a todos, que no os lamentéis por pensar que sois menos afortunados por haber pasado cosas fuertes o por no tener todo lo que quisieseis tener en la vida. ¿Y por qué en vez de pensar en las posibilidades que nos puede aportar esta situación, la gente se castiga pensado que no hay nada peor que lo que le sucede a uno mismo y cae en el error del pesimismo?

El camino que me impulsó a crecer como persona y profesional con la aniridia está basado en una historia llena de sueños. Nunca pienses que los sueños son imposibles, sólo tienes que empeñarte en que se hagan realidad. ¿Te preguntas cómo conseguí mantener un espíritu tan positivo? Me entenderás…, mis padres y mis hermanos son la base y por tanto, la parte fundamental de lo que he vivido hasta hoy con la aniridia. Mis padres, se caracterizan por su visión realista de la vida, por eso mi interés por cualquier tipo de cuestión que puedan parecer inexplicable. Aprendí que lo último que se debe perder es la esperanza, de ahí mi optimismo y superación. Mis hermanos mayores, hacen muy bien su trabajo, a veces demasiado sin pedirlo. Su compromiso con mi enfermedad es la mayor muestra de cariño que jamás me hizo nadie y nunca terminaré de agradecer lo que han hecho por mí, gracias a esto creció mi generosidad y mis ganas por ayudar a las personas que necesitan ser escuchadas. ¿Ahora es más sencillo comprender por qué me dedico a la psicología verdad?

Pues bien, cuando era pequeño nada me preocupaba. ¿Todo era más fácil verdad?. El mundo si se torcía podía moldearse a nuestro antojo, pues teníamos quien nos cuidase y se preocupase por nosotros. Pero la realidad es diferente… Sí, claro que había problemas, pero teníamos quienes tenían sus días duros por nuestra felicidad.

En muchos casos sucede que la preocupación y madurez en la adolescencia tardan algo más en aparecer, esto es lo que entendemos como ZONA DE CONFORT: en el diccionario de la lengua espiritual es el aparente estado de comodidad que te lleva a la muerte en vida. Justificación perfecta para no crecer, no hacer, no arriesgar y no vivir.

– Aceptación y autoestima

Mi primer paso fue hacerme consciente de mis VIRTUDES y LIMITACIONES, saber que tener una enfermedad rara no es el final, sino el principio. Aprendí que lamentarme era perder el tiempo, y por lo tanto, no disfrutaría de aquellas cosas tan bonitas que nos tiene preparada la vida. Recomiendo a todo el mundo que haga las paces consigo mismo, porque todos cometemos errores, todos y cada uno de nosotros somos seres humanos, criaturas que se equivocan y aprenden. Cuando te miras con dolor, vergüenza o arrepentimiento no estás siendo justo contigo mismo.

En el pasado viví ciertas experiencias que como persona no había vivido antes, unas buenas y otras que no lo fueron tanto, me equivoqué y acerté en infinidad de ocasiones, pero no es justo que os comparéis con aquella persona que fuisteis y la critiquéis. Acepta que la persona del pasado hizo lo que pudo y lo que pensó que sería mejor en ese momento. Quizá se equivocó, pero… es que somos humanos.

Hoy os propongo algo, escríbete una carta, será una carta compasiva que te ayudará a perdonarte y a aceptarte todavía más. Si no te salen las palabras, ponte música o busca un momento de inspiración e inténtalo.

Mi carta dice así:

Me encanta ser imperfecto…

Me encanta saber que no podemos controlar la vida, porque eso hace no sentir culpable.

Me encanta sentir que vivo sin presión de demostrar nada a nadie, porque mi único juez soy yo.

Me encanta cometer errores, porque sin ellos no tendría ni la mitad de experiencia de la vida.

Me encanta saber que la vida sólo es una, porque eso, es lo que me hace disfrutar con tanta intensidad cada segundo de ella.

Me encanta tener defectos físicos, porque lo esencial es invisible a los ojos.

Me encanta ser sensible, porque cada sentimiento es una aventura.

Me encanta los sueños imposibles, porque sin ellos no existiría la imaginación.

Me encanta compartir opiniones, porque así nace una personalidad.

Me encanta ayudar a la gente con sus problemas, porque todo tiene solución menos la muerte.

Me encanta ser optimista, porque es la base de la confianza en uno mismo.

Me encanta ser paciente, porque así nace el entendimiento.

Me encanta la tolerancia, porque comprende las locuras.

Me encanta la imperfección, porque es el reflejo de la naturaleza.

Me encanta la realidad, porque es la mejor maestra enseñando el valor de las cosas.

Me encanta mi familia, porque es la suerte de mi vida.

Me encanta ser diferente, porque me hace sentir único.

Simplemente… estoy encantado.

A veces hay momentos en los que puede que te mires al espejo y pienses que no hay nada que te guste de ti. (Imagínate un espejo). Imagínate todo lo que cambiarías de ti para sentirte mejor con tus complejos. Te doy unos segundos, hazlo con calma…
¿Qué ves…? ¿Te sientes mejor…? Te diré una cosa: no creo que puedas dejar de verte tal y como eres, ¿sabes por qué? porque no hay una manera más perfecta que ser uno mismo. Admitiendo tus errores y valorando tus aciertos. Sabiendo, que para alguien, TÚ y solamente TÚ, eres lo más importante. Porque si tratas de cambiar, dejarás de ser tu mismo y si dejas de ser tu mismo, te habrás perdido.
¿Sabes…? Todos tenemos días malos, pero eso es porque valoramos los días buenos y los echamos de menos. Todos queremos sonreír, pero llorar nos hace humanos y demuestra que dentro de nosotros mismos hay sentimientos que moverían un planeta.

nada imposible
bienvenido-a-la-realidad

– La Realidad

Las adversidades empecé a normalizarlas, entendí que lo que requiere más esfuerzo es lo que verdaderamente merece la pena. Cuando logras algo importante o superas situaciones complicadas, la victoria siempre sabe mejor y el valor de las cosas cambia totalmente la percepción. Y es que en este tiempo, me di cuenta que los pequeños detalles hacen las grandes cosas.

Cuando tratamos ser mejores de lo que somos, todo a nuestro alrededor también se vuelve mejor, pero caerás en un error si dejas de ser tú mismo por el cariño de los demás. Eres libre para elegir, para tomar decisiones aunque sólo tú las entiendas. Toma tus decisiones con coraje y con una cierta dosis de locura. Sólo entenderemos la vida y el Universo cuando no busquemos explicaciones, cuando entendamos que todo pasa por algo, todo quedará claro.

Aprender algo nuevo significa entrar en contacto con un mundo desconocido, donde las cosas más simples son las más extraordinarias. Atrévete a cambiar, desafíate, no temas a los retos porque son el alimento de la motivación. Insiste una y otra vez, recuerda que sin fe se puede perder una batalla que ya parecía ganada. No te des por vencido y acuérdate siempre de saber lo que quieres. El secreto está en no tener miedo a equivocarnos y saber que es necesario ser humilde para aprender. Ten paciencia para encontrar el momento exacto, porque las probabilidades de éxito serán mucho mayores y valora tus logros, porque todo esfuerzo tiene su recompensa.

Si esto no fuera suficiente…, analiza las causas e inténtalo con más fuerza. El mundo está en manos de aquellos que tienen coraje de soñar y de correr el riesgo de vivir sus sueños. A veces pensamos demasiado y sentimos muy poco. Si quieres algo de verdad y crees en los imposibles, no pienses en lo que va a pasar mañana, ve por ello.

– Superación y optimismo.

Lo importante es no amargarse por las decepciones de la vida. Aprender a dejar marchar el pasado y reconocer que no todos los días son soleados. Y cuando te encuentres perdido en la oscuridad de la desesperación, recuerda: solo en las noches más negras se pueden ver las estrellas, y que esas estrellas te guiarán hasta casa.

Así que no tengas miedo de cometer errores, de tropezar y caer. Porque la mayoría de las veces las mejores recompensas vienen de aquello que más te asusta. Quizá consigas todo lo que deseas. Quizá consigas mucho más de lo que nunca habías imaginado. ¿Quién sabe dónde te llevará la vida? La carretera es larga, y al final… El viaje es el destino.

Hay cosas peores que estar sólo pero a veces hacen falta décadas para entenderlo y en la mayoría de los casos es demasiado tarde y no hay nada peor que demasiado tarde.

Plantéate pequeñas metas asequibles de forma gradual. Nadie consigue subir una escalera de un solo paso a no ser que sea un gigante. Tenemos que aprender a subir de escalón en escalón, sin prisa pero sin pausa, disfrutando de los pequeños éxitos que vayamos consiguiendo. Además tendrás que premiarte de alguna manera tus progresos, aunque sea reconociéndotelo de forma consciente con el pensamiento.

No hagas atribuciones externas para los éxitos e internas para los fracasos, ni consigues solo lo que es fácil y que conseguiría cualquiera, ni lo que no sale bien es siempre responsabilidad tuya.

No te pongas límites e implícate en lo que te sucede porque la gente no estará siempre para resolver tus problemas, eres tú el que disfruta de las cosas y tú, el que tiene que solucionar lo que ocurre. Mi vida está puesta en mis manos, igual que vuestras vidas están en las vuestras. Eres tú quién te define.

Un saludo cordial y ánimo a todos/as.

(Carlos Hermida García (PSICÓLOGO Y COACH

Man jump through the gap. Element of design.
Corazón

BOTIQUÍN PARA UN CORAZÓN ROTO.

Algunos consejos para afrontar una ruptura amorosa:

1.- Es fundamental que no niegues tus emociones, que las experimentes sin intentar evitarlas. Date permiso para sentir tristeza, vacío, soledad,,,, Pero expresa lo que sientes, ya sea hablándolo con algún amigo, o escribiéndolo en un diario. Así favoreces la descarga emocional y facilitas la puesta en orden de los pensamientos sobre tu nueva situación.


2.- Cuida tu alimentación, no solo porque afecta a tu salud, sino porque también influye mucho sobre tu estado de ánimo. Tras la ruptura es muy común tener momentos de mucha ansiedad, lo que puede provocar un aumento desordenada de la ingesta de alimentos, generalmente ricos en grasas saturadas y azúcares.


3.- Realiza ejercicio físico sin abusar. Tras una ruptura sentimental es muy habitual no tener ganas de hacer nada más que estar solo, rumiar el dolor y llorar. Con el deporte puedes dejar de darle vueltas al mismo tema una y otra vez, al mismo tiempo que potencias la liberación de las llamadas “hormonas de la felicidad”, las endorfinas, con lo que favorecerás una mejora significativa de tu estado de ánimo.


4.- Evita verlo todo de color negro. Para ello nada mejor que hacer un listado de las cosas importantes que has conseguido en tu vida, aunque en este momento no te apetezca o no te parezcan importantes. Esto puede ayudarte a no olvidar aspectos positivos que de forma natural no atenderías, por lo que también es recomendable que actualices el listado todos los días con pequeños detalles que agradecer a la vida o a otras personas.


5.- Haz las cosas que te gustan o te gustaban. La ruptura puede dejarte sin ganas de nada, pero forzarte a hacerlas te ayudará a reducir el estrés. También es importante que busques fórmulas para reír, porque así tus heridas emocionales sanarán más rápidamente.


6.- Pasa la página de esa historia y controla tus pensamientos. Hablar constantemente de lo sucedido no hace más que alargar la agonía y martirizar a quienes te rodean. Para conseguir controlarlo tendrás que darte permiso durante un breve periodo de tiempo (por ejemplo 5 minutos cada 2 horas) para recrearte en tu dolor, en la autocompasión y en lo terrible de la situación. Pasado ese tiempo de duelo prescrito, detén los pensamientos y busca una actividad que te distraiga hasta el siguiente periodo de permiso. Es una forma de sentir que mantienes el control sobre la situación y sobre tus emociones.

 

amor-y-esperanza

7.- Intenta centrar tu atención en ayudar a los demás, de esta forma recanalizas tus afectos y te sentirás útil. Además, el cariño de otras personas y su agradecimiento tendrá efectos balsámicos sobre tu dolor.


8.- Deshazte de la ilusión de que se arrepentirá, y no hagas de espía. No busques información sobre tu ex, sobre si él o ella lo están pasando mal después de la ruptura. Solo conseguirás amargarte más si no demuestra sentir dolor, tristeza o que te echa de menos.


9.- Suprime el contacto con tu ex. Elimina sus números de teléfono y elimínale de tus redes sociales. En estos momentos no podéis ser amigos, así que la distancia es tu mejor aliada para enfriarte emocionalmente y poder olvidar. Mantener el contacto solo te proporcionará información dolorosa o contaminada, así que tampoco preguntes por él o ella, ni frecuentes los lugares donde podáis encontraros.


10.- Haz un listado con sus defectos, comportamientos que te sacaban de quicio o actitudes que no te gustaban. Léelo todos los días para evitar la memoria selectiva. Nuestra memoria muestra una tendencia exagerada a olvidarse de lo malo y recordar lo bueno, con lo que si no haces algo para evitarlo, con el paso del tiempo se incrementa aún más la sensación de pérdida y el dolor emocional asociado a ella.


11.- Cuida tu autoestima, porque puede resentirse si empiezas a culpabilizarte de la ruptura o si te comparas con su nueva pareja (en caso de que exista). Analiza tus cualidades, escríbelas y añade una más cada día.


El tiempo es el mejor aliado para curar las heridas del alma, así que no tengas prisa ni te agarres a lo primero que pilles para olvidar.