LOS MUROS MENTALES DEL ALMA
68493_518376614848937_533980885_n-5e446

LOS MUROS MENTALES DEL ALMA

No existen límites ni impedimento que frene a quien se deja el alma en cada intento, ni fuerza capaz de aplastar un corazón dispuesto a todo por conseguir lo que desea. Los muros suelen ser más mentales que físicos, y sólo impiden que puedas ver el camino claramente. Nada es perfecto, nada es eterno, nada es insalvable, así que escucha a tu corazón, porque la mayoría de las veces él tiene la respuesta.

info@carloshermidapsicologia.com / 690 663 762 – 915 597 865

12439050_442935709249105_4648231743102293607_n

sentada

LA TRISTEZA DE UNA MUJER.

“Decía mi abuela que cuando una mujer se sintiera triste lo mejor que podía hacer era trenzarse el cabello, de esta manera el dolor quedaría atrapado entre los cabellos y no podría llegar hasta el resto del cuerpo; había que tener cuidado de que la tristeza no se metiera en los ojos pues los haría llover, tampoco era bueno dejarla entrar en nuestros labios pues los obligaría a decir cosas que no eran ciertas.
Que no se meta entre tus manos -me decía- porque puedes tostar de más el café o dejar cruda la masa. Y es que a la tristeza le gusta el sabor amargo. Cuando te sientas triste niña, trénzate el cabello; atrapa el dolor en la madeja y déjalo escapar cuando el viento del norte pegue con fuerza.
Nuestro cabello es una red capaz de atraparlo todo, es fuerte como las raíces del ahuehuete y suave como la espuma del atole.
Que no te agarre desprevenida la melancolía mi niña, aun si tienes el corazón roto o los huesos fríos por alguna ausencia.
No la dejes meterse en ti con tu cabello suelto, porque fluirá en cascada por los canales que la luna ha trazado entre tu cuerpo. Trenza tu tristeza, decía, siempre trenza tu tristeza…
Y mañana que despiertes con el canto del gorrión la encontrarás pálida y desvanecida entre el telar de tu cabello.” (Paola Klug)

trenza

10672181_10206266423800749_3129699514518367107_n

El camino de tus sueños.

Puedes retroceder en cualquier momento, puedes detenerte y encontrar lo que te inspira. Tienes derecho a tomarte un tiempo y a rectificar tu camino, aunque por alguna razón inexplicable, muchos lo olvidan. Cuando nos conformamos con menos de lo que deseábamos inicialmente; destruimos las posibilidades que viven en nuestro interior y nos traicionarnos a nosotros mismos. Conformarse con lo que nos viene dado sin quererlo, es el camino más directo hacia la infelicidad.

De hombres es equivocarse, de locos persistir en el error. Aprende de tus errores para poder disfrutar al máximo de tus triunfos. Recuerda que equivocarse es una de las acciones fundamentales en la vida para crecer. El mayor error que una persona puede cometer es tener miedo de cometer un error.

Así como la vida te dio la posibilidad de soñar, también te dio la posibilidad de convertir tus sueños en realidad. En esta vida, hay muchos de nosotros que no estamos viviendo nuestros sueños porque estamos viviendo nuestros miedos. Un pájaro posado en un árbol nunca tiene miedo de que la rama se rompa, porque su confianza no está en la rama sino en sus propias alas. Como decía Will Smith en la película En busca de la felicidad: “No permitas que nadie diga que eres incapaz de hacer algo. ¿Sabes?, la gente que no logra conseguir sus sueños suele decirles a los demás que tampoco cumplirán los suyos.”

Crea tu propio camino sin mirar atrás. ¡Recuerda!, el pasado nos enseñó a vivir el presente y a luchar por un futuro.

un_deseo_un_camino

no

¿NO, sin sentirte culpable?

Saber decir no, significa asumir nuestra responsabilidad de elegir lo que nos hace bien, lo que queremos y hacia donde deseamos ir, decir no de manera incorrecta o evitarlo por temor, puede conducirnos a vivir situaciones que difícilmente nos puedan traer bienestar.

Decir no es un derecho y a su vez, una gran responsabilidad que tiene una doble función, nos permite evitar ciertos inconvenientes y también nos hace personas libres, al saber cómo elegir lo que verdaderamente queremos conseguir.

NO es NO

Y hay una sola manera de decirlo: NO.

Sin admiración, ni interrogantes, ni puntos suspensivos.
NO se dice de una sola manera.
Es corto, rápido, monocorde, sobrio y escueto: NO
Se dice de una sola vez.

Un NO que necesita de una larga caminata o una reflexión en el jardín, no es NO.
Un NO que necesita explicaciones y justificativos, no es NO.
NO, tiene la brevedad de un segundo.
Es un NO para el otro, porque ya lo fue para uno mismo.
NO es NO, aquí y muy lejos de aquí.

NO, no deja puertas abiertas, ni entrampa con esperanzas, ni puede dejar de ser.
NO, aunque el otro y el mundo se pongan patas arriba.
NO, no se dice por carta, ni se dice con silencios, ni en voz baja, ni gritando, ni con la cabeza gacha, ni mirando hacia otro lado, ni con pena y menos aún con satisfacción.

NO es NO, porque NO.
Cuando el NO es NO, se mirará a los ojos y el NO se descolgará naturalmente de los labios; la voz no será vacilante, ni agresiva, pero tampoco dejará duda alguna.
Ese NO, no es una negación del pasado.
Es una corrección del futuro.
y sólo quien sabe decir NO, puede decir SÍ.

images-4

10 consejos positivos ante las adversidades.

Se dice que la felicidad son momentos, que no es posible estar feliz todo el tiempo, y que hay que saber disfrutar de esos instantes en los que la vida parece casi perfecta. ¿Pero y la tristeza? A veces olvidamos que los momentos tristes o complicados, son eso, también momentos, y que no van a durar para siempre. Y es que, pese a que no podemos cambiar nuestras circunstancias, lo que sí podemos es afrontarlas desde diferentes perspectivas. Ya se sabe, siempre es cuestión de si vemos el vaso medio lleno, o medio vacío.

De hecho, a veces pasa, que en un mismo grupo, tienes a ese típico amigo que todo lo ve negro, que de cualquier cosa hace un mundo, y que ya se habría ahogado en lágrimas si no fuera por ese otro amigo, que parece no verse afectado por nada, y que afronta cualquier situación haciendo del drama una comedia.

Por si acaso no tienes la suerte de contar con ese amigo “siempre positivo, nunca negativo”, preguntamos a los expertos cómo dar una vuelta de rosca a esas situaciones complejas pero comunes, sobre las que alguna vez hemos pedido consejo a nuestros amigos, para afrontarlas de la mejor forma posible. El primer consejo va de regalo, recordar siempre que “tras la tormenta, siempre llega la calma”.

1) Romper con tu pareja: Uno de los grandes dramas y una de las experiencias para las que más pedimos auxilio a los demás es cuando nos han dejado. Por eso, el primer consejo que da la conocida psicóloga Patricia Ramírez es “no convertir la ruptura en tu monotema”, y en vez de eso “empezar a aceptarlo, hay que dejar de buscar y perseguir a quien no desea estar contigo, ¡así que prohibido mandarle mensajes!”. Otra de las ideas a tener en cuenta, como recuerda también el psicólogo Carlos Hermida, desde la perspectiva masculina, es que “el tiempo es el mejor desinfectante para curar las heridas del alma, así que no tengas prisa ni te agarres a lo primero que pilles para olvidar, porque te estarás humillando”. Ánimo y adelante.

2) Tener un conflicto con un amigo: En este caso no se trata de olvidar, ni de pasar página (o sí, dependiendo de si se trata de una relación tóxica, que en las amistades haberlas haylas), sino de buscar apaciguar las cosas. “Olvida el orgullo, solo te separa más”, prescribe Patricia Ramírez, que en lugar de despotricar en grupitos y por detrás, y dejar que el rencor al final nos afecta a nosotros mismos, recomienda “buscar un lugar tranquilo para hablar de lo que te ha molestado sin hacer juicios de valor sobre su persona. Explica también cómo te has sentido y cómo te gustaría resolverlo, controlando tu mirada, tu sonrisa y tu volumen de voz, para que no resulten agresivos. Y permite que tu amigo también se exprese”, seguro que así el conflicto se convierte sólo en un bache en el camino y no en un adiós definitivo. Carlos Hermida, por su parte, recuerda aquello de que “las relaciones de amistad son como una semilla, si no la cuidas lo suficiente termina muriendo, todo es distinto cuando la riegas a diario, sufrirá los cambios de estación, pero jamás parará de crecer”, y es que a veces es más fácil quejarse que hacer algo por cambiar las cosas.

3) Afrontar el cambio a otra ciudad: Nada nos da más miedo que los cambios, pero siempre olvidamos que los cambios pueden traer muchas cosas buenas. “Nuevos amigos, nuevas actividades, lugares que visitar, cultura, gastronomía. Cambiar también es empezar, y la idea de empezar de nuevo puede ser muy atractiva”, apunta la psicóloga. Su homólogo masculino insiste en esta idea, “también hay seguridad en la aventura y en lo excitante de la vida. En el movimiento hay vida y en el cambio reside tu poder”.

4) Perder tu trabajo: Algo que por desgracia se ha hecho demasiado común en estos tiempos es enfrentarse a la pérdida del empleo, pero ya se sabe, en los finales lo que hay que ver siempre son nuevas oportunidades. “Los problemas son grandes maestros que debes saber aprovechar, toma esta etapa en tu vida como aprendizaje, desarrollo y avance”, reflexiona Carlos Hermida. A esto, la psicóloga añade que lo mejor es aprovechar el momento para formarse, y por qué no “para realizar esas actividades para las que nunca tienes tiempo. Pon en orden tu casa, coge rutinas y nuevos hábitos de vida saludable. Y en cuanto hayas tomado un tiempo de relax y reflexión, vuelve a la carga de la búsqueda activa de empleo”, algo acabará por surgir.

5) No disponer de tiempo ante una reciente paternidad: Si hay momentos en los que tenemos más tiempo libre del que quisiéramos, a veces el problema es precisamente la falta de tiempo para nosotros mismos, o para compartirlo con quien queremos, como por ejemplo, cuando acabamos de ser padres. La idea que deja en el tintero Hermida es que “no por mucho tiempo que inviertas en un hijo, la atención es mejor”, frase que aclara Ramírez, “el tiempo no se mide por la cantidad, sino por la calidad. Puede ser que atravieses una punta de trabajo que te impida disfrutar de tu pequeño todo lo que te gustaría, pero sí puedes sacarle el jugo al poco tiempo que pases con él”.

6) La muerte de una mascota: Quién no ha tenido mascota, no lo entiende, y por eso, no todos tus amigos comprenderán por qué estás tan afectado, y es que como recuerda la psicóloga “la pérdida de una mascota puede ser tan dolorosa como la pérdida de una persona querida, llora y acepta el dolor que sientes”. Después de eso, su consejo es sencillo, “no debes comprarte otra por sustituirla, solo si te apetece volver a cuidar y tener un animal de compañía”. Y es que si las personas no son sustituibles, los animales, en ocasiones, tampoco, pero eso no quiere decir que el dolor no se vaya apaciguando.

7) Una enfermedad o lesión que ha provocado cambios en tu ritmo de vida: “Hazte consciente de tus virtudes y limitaciones, saber que tener una enfermedad no es el final, sino el principio. Aprende que lamentarte es perder el tiempo, y por lo tanto, no disfrutarás de aquellas cosas tan bonitas que nos tiene preparada la vida”, es el consejo que Carlos Hermida apunta en una situación como esta. Quizás las cosas hayan cambiado, y en este momento tengamos que hacer algunas renuncias, pero seguro que hay otros aspectos de nuestra vida a los que podemos empezar a sacarles más partido.

8) No te llevas bien con la familia de tu pareja: No es que sea una situación triste, pero desde luego, sí que es complicada, y es que ya se sabe, el amor no es todo, y nuestros entornos influyen más de lo que quisiéramos en las relaciones de pareja. Por eso, saber afrontar de la mejor manera este contratiempo, puede resultar más decisivo de lo que parece. “No hagas reproches sobre su familia, no los comprenderá y te distanciarás de tu pareja”, deja claro Patricia Ramírez, que continúa explicando que lo mejor es comentar que “tenéis valores diferentes o pocos temas en común y que te gustaría compartir menos tiempo con ellos”, aunque tampoco está de más, que busques algún tema en común que sea menos conflictivo, porque está claro que parte de tu vida van a formar.

9) No poder independizarse o tener que regresar a casa de tus padres: “La vida son épocas y ahora toca vivir acompañado, hay tiempo para todo”, y es que a veces en opinión de Carlos Hermida, resignarse y buscar las cosas buenas a la situación es el mejor consejo. Cosas buenas, como por ejemplo, aprovechar para ahorrar, y es que como sugiere Patricia Ramírez es un buen momento para “cultivar la paciencia y empezar un plan de ahorro”.

10) Un enfrentamiento con tu familia: Cosas que ocurren, precisamente, si volvéis a vivir todos juntos, ya sois adultos, y os cuesta respetar vuestras opiniones y espacios. Quizás esa sea la clave “buscar un lugar neutral para hablar, fuera de casa”, opina la psicóloga. Por último, Hermida recuerda por su parte que un conflicto con un familiar, no debe ser lo mismo que uno con un compañero de trabajo, porque la familia es algo mucho más importante, y no debemos centrarnos sólo en lo malo, sino en todo lo bueno que nos aporta.

 

mantenerse-firme

 

ira

Controlar la ira: Leyenda de lobos.

Aprender a controlar la ira no es sencillo, mucho menos saber utilizarla a nuestro favor para alcanzar nuestros objetivos. Cuando nos enfadamos se produce un secuestro emocional en toda regla. La amígdala toma el control y dejamos de pensar, las emociones negativas afloran y decimos o hacemos cosas de las que después nos arrepentimos. Ambrose Bierce, un escritor norteamericano no pudo expresarlo mejor: “Habla sin controlar la ira y obtendrás el mejor discurso del que podrás arrepentirte”.

Una historia demasiado bonita para ser cierta

Por Internet circula una antigua leyenda Cherokee que hace referencia a cómo controlar la ira. La versión más difundida es esta:

Un viejo indio dijo a su nieto: “Me siento como si tuviera dos lobos peleando en mi corazón. Uno de los dos es un lobo enojado, violento y vengador. El otro está lleno de amor y compasión.”

El nieto preguntó: “Abuelo, dime ¿cuál de los dos ganará la pelea en tu corazón?”

El abuelo contestó: “Aquel que yo alimente”.

Sin embargo, en realidad es prácticamente imposible eliminar la ira de nuestro interior. Por ejemplo, a veces las injusticias nos enfadan, a veces somos tan empáticos con el dolor ajeno que sentimos rabia. Es algo perfectamente comprensible. Sin embargo, durante muchos años la sociedad nos ha animado a esconder las emociones negativas y a avergonzarnos de ellas pero en realidad nuestro objetivo no debe ser eliminar la ira o reprimirla sino aprender a controlarla y expresarla de manera más asertiva.

Por eso, en esta ocasión me gustaría compartir con vosotros una versión mucho más profunda y con mayores implicaciones prácticas de esta antigua leyenda Cherokee.

La leyenda de los dos lobos

Un día un anciano Cherokee pensó que había llegado el momento de transmitirle una gran enseñanza de vida a su nieto. Le pidió que le acompañara al bosque y, sentados debajo de un gran árbol, comenzó a contarle la lucha que tiene lugar en el corazón de cada persona:

“Querido nieto, debes saber que en la mente y en el corazón de cada ser humano existe una lucha perenne. Si no eres consciente de ello, tarde o temprano te asustarás y quedarás a merced de las circunstancias. Esta batalla existe incluso en el corazón de una persona anciana y sabia como yo.

En mi corazón habitan dos lobos enormes, uno blanco y el otro negro. El lobo blanco es bueno, gentil y amoroso, le gusta la armonía y combate solo cuando debe protegerse o cuidar a los suyos. El lobo negro, al contrario, es violento e iracundo. El más mínimo contratiempo desata su ira por lo que pelea continuamente y sin razón. Su pensamiento está lleno de odio pero su rabia es inútil porque solo le causa problemas. Cada día, estos dos lobos luchan dentro de mi corazón.”

El nieto le preguntó al abuelo: “Al final, ¿cuál de los dos lobos gana la batalla?”

El anciano le respondió: “Ambos, porque si yo alimentase solo al lobo blanco, el lobo negro se escondería en la oscuridad y apenas me distrajera un poco, atacaría mortalmente al lobo bueno. Al contrario, si le presto atención e intento comprender su naturaleza, puedo utilizar su fuerza cuando la necesite. Así, ambos lobos pueden convivir con cierta armonía”.

El nieto estaba confundido: “¿Cómo es posible que venzan ambos?”

El anciano Cherokee sonrió y le explicó: “El lobo negro tiene algunas cualidades que podemos necesitar en ciertas situaciones, es temerario y determinado, también es astuto y sus sentidos están muy aguzados. Sus ojos acostumbrados a las tinieblas pueden alertarnos del peligro y salvarnos.

Si le doy de comer a ambos, no tendrán que luchar encarnizadamente entre sí para conquistar mi mente y así yo podré elegir a qué lobo recurrir en cada ocasión”.

¿Cómo controlar la ira en la vida cotidiana?

Esta antigua leyenda nos deja una enseñanza muy valiosa: la rabia reprimida es como un lobo hambriento, muy peligrosa. Si no sabemos controlarla, en cualquier momento puede tomar el control. Por eso, no debemos esforzarnos por esconder o reprimir los sentimientos negativos sino que debemos aprender a comprenderlos y reencauzarlos. ¿Cómo hacerlo?

1. Observa cómo fluye la ira. Cuando colocas un dedo sobre la salida de agua de un grifo, obtienes un chorro más potente que puedes dirigir a tu antojo pero si haces demasiada presión u obstaculizas mucho la boca del grifo, el agua se expandirá en todas las direcciones, fuera de control. Lo mismo sucede con la rabia cuando intentas reprimirla o esconderla, llegará un punto en el que no podrás controlar sus consecuencias. ¿Cuál es la solución? Quita el dedo del grifo, deja que la ira fluya y obsérvala, como si fueras otra persona. Busca un lugar tranquilo en el que puedas desahogarte y dale rienda suelta a tu ira, sin causarle daño a nadie.

2. Pon la situación en perspectiva. La ira tiene el poder para trastocar la importancia de las cosas, cuando nos enojamos hechos nimios se magnifican ante nuestros ojos y nos enfadamos aún más. Cuando sentimos ira perdemos la perspectiva y nos convertimos en personas más egoístas, lo cual afecta profundamente a quienes están a nuestro alrededor. Por eso, la próxima vez que te enfurezcas, pregúntate: lo que me está haciendo enfadar, ¿será importante dentro de 5 años? Se trata de una pregunta muy sencilla que te ayudará a reencuadrar la situación y adoptar una perspectiva más racional y objetiva.

3. Comprende el origen de la ira y úsala a tu favor. Escribir tiene un poder terapeútico por lo que puedes aprovecharlo para aprender a controlar la ira. Toma papel y lápiz y responde a estas tres preguntas: 1. ¿Qué o quién te está haciendo enfadar?, 2. ¿Por qué esa persona/situación te pone nervioso? y por último, 3. ¿Cómo puedes usar esa ira a tu favor? No olvides que también existe la agresividad positiva. Por ejemplo, si te sientes enfadado, puede ser un buen momento para practicar deporte, así no solo te relajarás sino que probablemente notarás que tu rendimiento mejora. Recuerda que la ira no es más que energía por lo que puedes usarla a tu favor y canalizándola a través de una actividad de manera que te resulte beneficiosa.

dos lobos

emoticonos

“CONTACTAR CON NUESTRAS EMOCIONES”

¿Por qué es importante aprender a ser emocionalmente inteligentes?
Muy sencillo, porque tenemos que aprender a fijarnos en lo que sentimos, en reconocer la rabia, la tristeza, la alegría, el enfado, la frustración, y todas esas emociones que nos envían mensajes desde nuestro cuerpo. Esas emociones son las que nos informan de cómo nos encontramos en cada una de las situaciones de nuestra vida: en la pareja, en el trabajo, en una relación de amistad, o simplemente ante la conducta de otra persona. Aprender a contactar con nuestras emociones nos ayuda a decidir si realmente estamos donde queremos estar, amamos a quien decimos amar, trabajamos donde queremos trabajar… o estamos haciendo todo lo contrario. En ese caso, las emociones nos invitan a que revisemos lo que nos hace sentirnos mal para que podamos tomar medidas, afrontarlo y solucionarlo, o evitarlo.
Solo practicando este darse cuenta de uno mismo podremos hacernos responsables de lo que sentimos y decimos. Podremos enfocar nuestra vida hacia las cosas que nos importan, las que nos hacen sentir bien, las que realmente queremos… Solo así podremos transmitir y expresar nuestros verdaderos sentimientos a quienes tienen que saber cómo nos sentimos y por qué nos sentimos así… Solo así podremos comunicar lo que no nos gusta de una relación y abrir espacios para el diálogo cuando es necesario cambiar algo. Solo de esta forma podremos seguir caminando con las personas que queremos a nuestro lado. Solo así, siendo honestos con nosotros mismos, podremos ser honestos con los demás. Pero para lograrlo, lo primero que tenemos que hacer es empezar a mirarnos a nosotros mismos.

CERRAR LOS OJOS

paris 2

CARTA DE AGRADECIMIENTO, ACEPTACIÓN Y SUPERACIÓN DE UN PSICÓLOGO CON DISCAPACIDAD.

– Introducción y agradecimiento

Buenas tardes a todos/as,

lo primero y más importante, me gustaría dar las GRACIAS, gracias por invertir vuestro tiempo en escucharme. También, me gustaría pedir un pequeño favor, cuando hayas terminado de escucharme, ya que me has regalado unos minutos a mí, quiero que te regales otros tantos a ti. Intenta imaginar con que fin he querido que me escuchases y si alguna vez has pensado que no había nada peor que lo que te estaba sucediendo, sólo espero que después de esto hayas entendido que por muy difícil que parezca, nosotros mismos somos los únicos dueños de nuestra vida.

¿Sabéis…? Me llamaréis loco, pero siempre me ha gustado la complejidad. Te lo explico…, lo que hoy se entiende como PROBLEMA, para mí es una hipótesis que se le plantea al ser humano. A diferencia de la medicina, que cuando surgen enfermedades se apoyan en un tratamiento farmacológico para matar virus y bacterias, LA VIDA es menos científica, tenemos que agarrarnos a todas esas ESTRATEGIAS DE AFRONTAMIENTO Y/O CAPACIDADES DE ADAPTACIÓN que tenemos incorporadas de manera innata y saber utilizarlas.

En el mundo, no existe la perfección, de ahí que surjan enfermedades, injusticias y muchas más cosas que a veces no podemos explicar por qué suceden. Lo que si os puedo explicar hoy, es que una persona puede agradecer padecer una enfermedad rara.

¿No entiendes por qué verdad?

Mi enfermedad se llama aniridia, no os explicaré aquí lo que significa, pero…si me gustaría que todos los que me estéis escuchando hoy, os informéis un poco más sobre ella. Lo único que diré es; que esta discapacidad sensorial en la visión no me ha impedido conseguir todo lo que me he propuesto en la vida y espero seguir haciéndolo. Por este motivo os propongo a todos, que no os lamentéis por pensar que sois menos afortunados por haber pasado cosas fuertes o por no tener todo lo que quisieseis tener en la vida. ¿Y por qué en vez de pensar en las posibilidades que nos puede aportar esta situación, la gente se castiga pensado que no hay nada peor que lo que le sucede a uno mismo y cae en el error del pesimismo?

El camino que me impulsó a crecer como persona y profesional con la aniridia está basado en una historia llena de sueños. Nunca pienses que los sueños son imposibles, sólo tienes que empeñarte en que se hagan realidad. ¿Te preguntas cómo conseguí mantener un espíritu tan positivo? Me entenderás…, mis padres y mis hermanos son la base y por tanto, la parte fundamental de lo que he vivido hasta hoy con la aniridia. Mis padres, se caracterizan por su visión realista de la vida, por eso mi interés por cualquier tipo de cuestión que puedan parecer inexplicable. Aprendí que lo último que se debe perder es la esperanza, de ahí mi optimismo y superación. Mis hermanos mayores, hacen muy bien su trabajo, a veces demasiado sin pedirlo. Su compromiso con mi enfermedad es la mayor muestra de cariño que jamás me hizo nadie y nunca terminaré de agradecer lo que han hecho por mí, gracias a esto creció mi generosidad y mis ganas por ayudar a las personas que necesitan ser escuchadas. ¿Ahora es más sencillo comprender por qué me dedico a la psicología verdad?

Pues bien, cuando era pequeño nada me preocupaba. ¿Todo era más fácil verdad?. El mundo si se torcía podía moldearse a nuestro antojo, pues teníamos quien nos cuidase y se preocupase por nosotros. Pero la realidad es diferente… Sí, claro que había problemas, pero teníamos quienes tenían sus días duros por nuestra felicidad.

En muchos casos sucede que la preocupación y madurez en la adolescencia tardan algo más en aparecer, esto es lo que entendemos como ZONA DE CONFORT: en el diccionario de la lengua espiritual es el aparente estado de comodidad que te lleva a la muerte en vida. Justificación perfecta para no crecer, no hacer, no arriesgar y no vivir.

– Aceptación y autoestima

Mi primer paso fue hacerme consciente de mis VIRTUDES y LIMITACIONES, saber que tener una enfermedad rara no es el final, sino el principio. Aprendí que lamentarme era perder el tiempo, y por lo tanto, no disfrutaría de aquellas cosas tan bonitas que nos tiene preparada la vida. Recomiendo a todo el mundo que haga las paces consigo mismo, porque todos cometemos errores, todos y cada uno de nosotros somos seres humanos, criaturas que se equivocan y aprenden. Cuando te miras con dolor, vergüenza o arrepentimiento no estás siendo justo contigo mismo.

En el pasado viví ciertas experiencias que como persona no había vivido antes, unas buenas y otras que no lo fueron tanto, me equivoqué y acerté en infinidad de ocasiones, pero no es justo que os comparéis con aquella persona que fuisteis y la critiquéis. Acepta que la persona del pasado hizo lo que pudo y lo que pensó que sería mejor en ese momento. Quizá se equivocó, pero… es que somos humanos.

Hoy os propongo algo, escríbete una carta, será una carta compasiva que te ayudará a perdonarte y a aceptarte todavía más. Si no te salen las palabras, ponte música o busca un momento de inspiración e inténtalo.

Mi carta dice así:

Me encanta ser imperfecto…

Me encanta saber que no podemos controlar la vida, porque eso hace no sentir culpable.

Me encanta sentir que vivo sin presión de demostrar nada a nadie, porque mi único juez soy yo.

Me encanta cometer errores, porque sin ellos no tendría ni la mitad de experiencia de la vida.

Me encanta saber que la vida sólo es una, porque eso, es lo que me hace disfrutar con tanta intensidad cada segundo de ella.

Me encanta tener defectos físicos, porque lo esencial es invisible a los ojos.

Me encanta ser sensible, porque cada sentimiento es una aventura.

Me encanta los sueños imposibles, porque sin ellos no existiría la imaginación.

Me encanta compartir opiniones, porque así nace una personalidad.

Me encanta ayudar a la gente con sus problemas, porque todo tiene solución menos la muerte.

Me encanta ser optimista, porque es la base de la confianza en uno mismo.

Me encanta ser paciente, porque así nace el entendimiento.

Me encanta la tolerancia, porque comprende las locuras.

Me encanta la imperfección, porque es el reflejo de la naturaleza.

Me encanta la realidad, porque es la mejor maestra enseñando el valor de las cosas.

Me encanta mi familia, porque es la suerte de mi vida.

Me encanta ser diferente, porque me hace sentir único.

Simplemente… estoy encantado.

A veces hay momentos en los que puede que te mires al espejo y pienses que no hay nada que te guste de ti. (Imagínate un espejo). Imagínate todo lo que cambiarías de ti para sentirte mejor con tus complejos. Te doy unos segundos, hazlo con calma…
¿Qué ves…? ¿Te sientes mejor…? Te diré una cosa: no creo que puedas dejar de verte tal y como eres, ¿sabes por qué? porque no hay una manera más perfecta que ser uno mismo. Admitiendo tus errores y valorando tus aciertos. Sabiendo, que para alguien, TÚ y solamente TÚ, eres lo más importante. Porque si tratas de cambiar, dejarás de ser tu mismo y si dejas de ser tu mismo, te habrás perdido.
¿Sabes…? Todos tenemos días malos, pero eso es porque valoramos los días buenos y los echamos de menos. Todos queremos sonreír, pero llorar nos hace humanos y demuestra que dentro de nosotros mismos hay sentimientos que moverían un planeta.

nada imposible
bienvenido-a-la-realidad

– La Realidad

Las adversidades empecé a normalizarlas, entendí que lo que requiere más esfuerzo es lo que verdaderamente merece la pena. Cuando logras algo importante o superas situaciones complicadas, la victoria siempre sabe mejor y el valor de las cosas cambia totalmente la percepción. Y es que en este tiempo, me di cuenta que los pequeños detalles hacen las grandes cosas.

Cuando tratamos ser mejores de lo que somos, todo a nuestro alrededor también se vuelve mejor, pero caerás en un error si dejas de ser tú mismo por el cariño de los demás. Eres libre para elegir, para tomar decisiones aunque sólo tú las entiendas. Toma tus decisiones con coraje y con una cierta dosis de locura. Sólo entenderemos la vida y el Universo cuando no busquemos explicaciones, cuando entendamos que todo pasa por algo, todo quedará claro.

Aprender algo nuevo significa entrar en contacto con un mundo desconocido, donde las cosas más simples son las más extraordinarias. Atrévete a cambiar, desafíate, no temas a los retos porque son el alimento de la motivación. Insiste una y otra vez, recuerda que sin fe se puede perder una batalla que ya parecía ganada. No te des por vencido y acuérdate siempre de saber lo que quieres. El secreto está en no tener miedo a equivocarnos y saber que es necesario ser humilde para aprender. Ten paciencia para encontrar el momento exacto, porque las probabilidades de éxito serán mucho mayores y valora tus logros, porque todo esfuerzo tiene su recompensa.

Si esto no fuera suficiente…, analiza las causas e inténtalo con más fuerza. El mundo está en manos de aquellos que tienen coraje de soñar y de correr el riesgo de vivir sus sueños. A veces pensamos demasiado y sentimos muy poco. Si quieres algo de verdad y crees en los imposibles, no pienses en lo que va a pasar mañana, ve por ello.

– Superación y optimismo.

Lo importante es no amargarse por las decepciones de la vida. Aprender a dejar marchar el pasado y reconocer que no todos los días son soleados. Y cuando te encuentres perdido en la oscuridad de la desesperación, recuerda: solo en las noches más negras se pueden ver las estrellas, y que esas estrellas te guiarán hasta casa.

Así que no tengas miedo de cometer errores, de tropezar y caer. Porque la mayoría de las veces las mejores recompensas vienen de aquello que más te asusta. Quizá consigas todo lo que deseas. Quizá consigas mucho más de lo que nunca habías imaginado. ¿Quién sabe dónde te llevará la vida? La carretera es larga, y al final… El viaje es el destino.

Hay cosas peores que estar sólo pero a veces hacen falta décadas para entenderlo y en la mayoría de los casos es demasiado tarde y no hay nada peor que demasiado tarde.

Plantéate pequeñas metas asequibles de forma gradual. Nadie consigue subir una escalera de un solo paso a no ser que sea un gigante. Tenemos que aprender a subir de escalón en escalón, sin prisa pero sin pausa, disfrutando de los pequeños éxitos que vayamos consiguiendo. Además tendrás que premiarte de alguna manera tus progresos, aunque sea reconociéndotelo de forma consciente con el pensamiento.

No hagas atribuciones externas para los éxitos e internas para los fracasos, ni consigues solo lo que es fácil y que conseguiría cualquiera, ni lo que no sale bien es siempre responsabilidad tuya.

No te pongas límites e implícate en lo que te sucede porque la gente no estará siempre para resolver tus problemas, eres tú el que disfruta de las cosas y tú, el que tiene que solucionar lo que ocurre. Mi vida está puesta en mis manos, igual que vuestras vidas están en las vuestras. Eres tú quién te define.

Un saludo cordial y ánimo a todos/as.

(Carlos Hermida García (PSICÓLOGO Y COACH

Man jump through the gap. Element of design.
efespiral

Ejercicio práctico: EFECTO TROXLER.

EFECTO TROXLER

EJERCICIO MENTAL: Fija tu mirada en el punto rojo y verás como el círculo verde “desaparece” tras pasar un periodo corto de tiempo.

Esta ilusión visual se llama efecto Troxler y se conoce desde hace más de dos siglos. El ojo y su enlace con la mente, juegan en paralelo para ocasionar este efecto.

DATO PSICOLÓGICO: Esto muestra como podemos hacer invisible las cosas que realmente no nos interesan en la vida.

¡Úsalo para las personas tóxicas que tengas a tu alrededor, o para aquellas que quieran hacerte daño!

efecto-troxler
personas mayores

EL AISLAMIENTO SOCIAL DE LAS PERSONAS MAYORES

“EL AISLAMIENTO SOCIAL DE LAS PERSONAS MAYORES CON DÉFICITS SENSORIALES”

En muchas ocasiones, las personas mayores mantienen una personalidad rígida ante ayudas que se les ofrece, lo que posiblemente cree es un envejecimiento pasivo y propenso a la soledad y la depresión.
El papel que la sociedad desempeñamos en el ámbito EMOCIONAL Y COGNITIVO de la persona mayor es muy relevante, ya que, a veces caemos en el error de no aprender de su experiencia y no hacerles sentir partícipes por lo que no podremos transmitirles esa señal de seguridad y confianza.
La sociedad aísla a las personas mayores de manera involuntaria, al pecar de impaciencia, existe una desvalorización y critica de sus pensamientos.

La EMPATÍA Y FLEXIBILIDAD en la relación interpersonal con estas personas tendrán consecuencias positivas, al hacer sentirles más cómodos.
Pero es curioso como son los hijos, los que con la intención de hacerles la vida más fácil y quitándoles de realizar grandes esfuerzos hacen sentir a la persona mayor más inútil.
Existen muchos PREJUICIOS que marca la sociedad sobre este tema que son completamente erróneos.
Se generaliza sobre que las personas mayores son asexuales y no tienen necesidades placenteras. El umbral baja en algunas personas, pero no quiere decir que no existan necesidades sexuales por parte de la persona, es más, el instinto sexual desaparece con la muerte.
Por la DEPENDENCIA de las personas mayores, en muchos casos deberíamos de sentirnos culpables, puesto que, les ofrecemos todas las facilidades hasta cuando no la necesitan y se ven capaces de llevar a cabo tareas no les permitimos realizarlas.
Si tuviésemos en cuenta todas estas cosas, posiblemente la persona mayor tendría un papel trascendental en la sociedad y no caerían en tantas ocasiones en un sentimiento de soledad, aislamiento e incomprensión.

“EL ENVEJECIMIENTO ACELERADO SE PERCIBE CUANDO EXISTE UN CAMBIO BRUSCO EN EL PAPEL SOCIAL DEL INDIVIDUO, PASANDO DE DESEMPEÑAR UNA FUNCIÓN ACTIVA-PASIVA (TRABAJADOR-JUBILADO)”
El CAMBIO DE ROL en la persona mayor, hace que se perciban modificaciones de la personalidad a causa de las experiencias vividas. Este cambio, no solo sucede en el proceso de envejecimiento, sino que, es un cambio diario.
Cuando se producen cambios, la ADAPTACIÓN suele parecer algo complicada. En este caso, el cambio de funciones, activa- pasiva, despierta algunos problemas en la persona mayor, al no encontrar la manera adecuada para adaptarse a su nuevo rol.
La función pasiva y estática en la persona mayor hace que disminuyan las funciones físicas (atrofiadas), cognitivas y emocionales.
Como hemos dicho antes la sociedad hace acomodarse a la persona mayor y lo que provocará es que las habilidades de estas personas se anulen.
Este cambio brusco de persona activa a pasiva, termina con un rápido deterioro al no haber sabido adaptarse a la nueva situación, lo que creará más problemas y disminuirá la destreza cognitiva.
Es importante para evitar o contrarrestar esta situación, la retroalimentación de conductas aprendidas, incluso las funciones más básicas porque también se pueden deteriorar.
Al centrarse de más en el mundo intrapsíquico por motivo de una escasa percepción real (distorsión perceptiva), se crean estereotipos que harán que la persona mayor vaya creando su propia realidad de las cosas y afectará de manera negativa a su mundo interno (cogniciones y emociones)
Un ENVEJECIMIENTO NO SALUDABLE, tiene como resultado un envejecimiento acelerado y podemos concluir que existe cierta probabilidad de una mortalidad temprana.

envejecimiento activo

”PODEMOS ENCONTRAR DIVERSAS MANERAS CON LAS QUE RETRASAR EL ENVEJECIMIENTO Y ALARGAR LA DURACIÓN DE VIDA (ENVEJECIMIENTO ACTIVO)”
Las personas mayores cuando disponen de más tiempo libre, deberían ocupar su tiempo con todo tipo de actividades de ocio y de interacción social, pues, lo que esto provoca es una autorrealización en la persona.
La MOTIVACIÓN en todas las actividades de la vida diaria, se ha demostrado estar correlacionado de manera positiva con el rendimiento, a mayor motivación también aumentará el rendimiento. La implicación social, hará que la persona se sienta valorada y útil dentro de la sociedad, por este motivo nacerán menos sentimientos negativos en el ser humano.
Se deben ejercitar la INTELIGENCIA, para no perder las capacidades indispensables.
El ENVEJECIMIENTO ACTIVO hace que la autoestima aumente, cree vínculos más estrechos, que fomentarán confianza y seguridad. Se demandan necesidades que harán que la vida sea más satisfactoria y en muchos de los casos conseguir una mortalidad más tardía.

 

Autor: Carlos Hermida García.

Pages:12»